derecho online

 
Dermatologos en linea
Dermatologos online
dermatologia en linea
Acuerdo de asociación: ¿por qué?

Uno de los temores o preocupaciones fundamentales y naturales de todo empresario que considere asociarse con otras personas para crear una empresa es si esos socios serán las personas adecuadas para el proyecto que planean llevar a cabo.
Esta sensación no es extraña. Cualquier empresa pasa por diferentes fases, algunas mejores que otras, y es importante contar con compañeros de viaje a los que pueda depositar toda su confianza, y tener la certeza de que estarán allí, tanto en los buenos como en los malos momentos.
Pero, ¿y si estos temores se confirman y empezamos a tener problemas con nuestros socios? ¿Qué podemos hacer? ¿Cómo podemos evitarlo? ¿Qué sucede si desea ingresar a un Socio inversor?

ANTICIPA LOS PROBLEMAS.

La legislación mercantil y corporativa solo regula aspectos clave de la vida de las empresas y no regula cada una de las situaciones o conflictos en los que se encuentran los socios. Esto es así porque se concede una gran autonomía a los socios mismos que podrán establecer sus propias reglas del juego, tanto a través de los Estatutos como a través de un Pacto de Socios.

El Pacto de Socios es un acuerdo suscrito por todos los socios de una empresa mercantil, con el objetivo de regular las relaciones internas dentro de la sociedad, a fin de garantizar la resolución de conflictos que puedan poner en peligro la supervivencia de la misma.

En este sentido, aunque los Estatutos deben acompañar a la carta fundacional de la empresa, deben ser elevados al público a través de un Notario e inscritos en el Registro Mercantil, el Acuerdo de Socios puede ser un documento privado, solo conocido por las personas que tienen lo firmó y puede formalizarse en cualquier momento de la vida de la empresa.

CONTENIDO DEL PACTO DE PARTNERS.

El contenido del Acuerdo de Asociación puede ser realmente amplio. En general, hay algunos problemas comunes que se repiten en prácticamente todas las empresas, sin embargo, creemos que es el momento ideal para modelar un traje adaptado a la sociedad y los socios en cuestión, que es eficaz para resolver conflictos futuros.

Y cuando se trata de negociar y redactarlo, es importante tener en cuenta que cada sector comercial es diferente, que el número de socios, su participación y su participación profesional es diferente en cada compañía, que puede haber variables futuras que alteren situaciones actuales, y muy importante: el inversionista está acostumbrado a los Pactos de Socios, pero el empresario nunca ha visto ninguno y no sabe cuáles son.

En cualquier caso, los temas comunes a la mayoría de los Pactos de Socios son: el establecimiento de la forma de administración de la empresa y las condiciones para ser administrador, los quórumes fortalecidos en la toma de decisiones de la Junta General, la regulación de la entrada y salida de socios de la empresa, las funciones y las dedicaciones de cada socio, cláusulas de no competencia, derechos de arrastre y acompañamiento, distribución de dividendos, etc.

No obstante lo anterior, consideramos necesario que una vez redactados los Estatutos, los Estatutos se adapten para ser coherentes con los acuerdos alcanzados y para establecer que prevalecerá el Acuerdo de Socios en caso de conflicto con ellos.

CONCLUSIÓN.

Tener un buen Acuerdo de Asociación puede marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso de cualquier proyecto empresarial. En nuestra opinión, es extremadamente importante que cada relación social se rija por reglas claras, simples y justas, negociadas por todas las partes e incorporadas en un Pacto de Socios que sea vinculante para todos los Miembros.