CHOQUE E HIPOTENSIÓN NEONATAL
 
Dermatologos en linea
Dermatologos online
dermatologia en linea
PROTOCOLO En el caso de sospecha de hipovolemia: – Dar un bolo inicial de 10 ml/Kg. de solución salina aplicado durante un tiempo aproximado de 20 minutos, que se puede repetir en el caso de que haya respuesta clínica. – Se deben evitar los bolos en el caso que no haya respuesta clínica, ya que el neonato probablemente no esté hipovolémico. – Aplicar una transfusión sanguínea de acuerdo con los datos de la historia clínica. 1. En recién nacidos muy prematuros (especialmente si son menores de 30 semanas). Se aplica un protocolo diferente: – Se dan 10 ml/Kg. de SSN durante 20 minutos y se empieza con dobutamina una dosis inicial de 10 µg/Kg./min., la cual se puede incrementar hasta 20 µg/Kg./min. en el caso de que no haya respuesta. – Se puede considerar el uso de plasma fresco congelado si hay evidencia de sepsis con coagulación intravascular diseminada comprobada – Si la respuesta continúa siendo inadecuada se adiciona dopamina iniciando con 5 µg/Kg./min., y se puede incrementar hasta una dosis de 10 µg/Kg./min. hasta alcanzar un mínimo de presión sanguínea aceptable. Se recomienda por parte de algunos expertos no aplicar dosis de dopamina mayores de 10 µg/Kg./min. en los recién nacidos muy prematuros (menores de 30 semanas) durante las primeras 24 horas, puesto que se asocia con trastornos del neurodesarrollo.
– Los recién nacidos que han tenido sepsis o que han estado muy críticos pueden estar vasodilatados, y si hay evidencia ecocardiográfica de esto (presión arterial baja, flujo normal), se considera la dopamina como tratamiento de primera línea y se aplica como se describió anteriormente. – Si no hay respuesta a las medidas anteriores es necesario considerar el uso de adrenalina iniciando con una dosis de 0.1 µg/Kg./min. , incrementando esta dosis hasta aproximadamente el valor de 0.5 µg/Kg./min. hasta alcanzar un mínimo de presión aceptable (Percentil 10). Deben usarse con precaución las dosis excesivamente altas al igual que la recomendación para la dopamina. – Se debe en general observar una respuesta al tratamiento en 12 a 24 horas, y la disminución gradual de los inotrópicos debe hacerse después de las 24 horas de haberse logrado una estabilidad hemodinámica, que se puede evaluar a través del flujo medido por el Ecocardiograma Doppler en el caso de que esté disponible, o tomando como referencia los valores de la presión arterial aceptables. 2. En los recién nacidos a término se puede proceder de la siguiente forma: – Se da un bolo de 10 ml/Kg. aplicado durante 20 minutos y se comienza la dobutamina a la dosis de 10 µg/Kg./min., incrementando hasta una dosis de 20 µg/Kg./min. en el caso que no haya respuesta. – En el caso de enfermedad respiratoria severa o cuando hay hipertensión pulmonar persistente del recién nacido es necesario considerar el uso de oxido nítrico, especialmente si se observa una radiografía de tórax con unos pulmones relativamente normales y hay disponible una evidencia ecocardiográfica de hipertensión pulmonar. – Por alguna razón que no está suficientemente estudiada la adrenalina funciona muy bien en los pacientes con este tipo de problemas de hipertensión pulmonar en términos de estabilización de la oxigenación y mejoría del gasto cardiaco. En este grupo de recién nacidos la adrenalina se puede utilizar hasta un valor de 1µg/Kg./min. hasta lograr un mínimo valor de presión arterial.