consulta legales gratis

TRASTORNOS HEMORRÁGICOS EN PEDIATRÍA
 
Dermatologos en linea
Dermatologos online
dermatologia en linea
Contractilidad: es la capacidad de acortamiento intrínseca (independiente de la precarga y poscarga) de la fibra miocárdica. En condiciones normales es afectada principalmente por los nervios simpáticos y en menor grado, por los niveles de catecolaminas circulantes (adrenalina liberada por la médula suprarrenal) y el efecto de la frecuencia de contracción (relación fuerza-frecuencia) que cambia la disponibilidad de calcio incrementando la velocidad de contracción al subir la frecuencia cardiaca. El estado metabólico del miocardio (hipoxia, acidosis) tiene importante efecto en la contractilidad en diversas patologías como asfixia perinatal, sepsis, etc. llevando a disfunción miocárdica secundaria.
Inotropismo: la fuerza de la contracción miocárdica aumenta sin tener en cuenta la cantidad de volumen de precarga por estimulación simpática.
Función ventricular sistólica: esta relacionada con la contractilidad, precarga y poscarga, existen diversos métodos invasivos y ecocardiográficos para evaluarla.
Disfunción sistólica: presencia de fracción de eyección disminuida junto con presión de llenado en el VI elevada. Es causada por disfunción miocárdica, incremento de la poscarga o valvulopatía.
Fracción de eyección (FE): proporción del volumen telediastólico que es eyectado hacia la aorta durante la sístole.
Función ventricular diastólica: esta determinada por factores extrínsecos como la edad (variando marcadamente), activación ventricular, función sistólica, incoordinación en la relajación de zonas del ventrículo por isquemia o alteración en el sistema de conducción, y presión de llenado; y por factores intrínsecos como la rigidez ventricular pasiva e inusualmente por disturbios primarios en la relajación. En el niño el tiempo de relajación isovolumétrico es la mitad del que tiene una persona de la tercera edad.
Disfunción diastólica: su definición es controversial, se describe como falla cardiaca con FE mayor del 40% o presencia de aumento de la presión de llenado del VI junto con FE normal o resistencia aumentada al llenado. Impide aumentar el GC con el ejercicio. Diversos factores pueden perturbar las mediciones diastólicas, por ejemplo: son muy dependientes de la presión de llenado ventricular, la cual es muy probable que este afectada si hay congestión pulmonar; si son anormales no necesariamente reflejan una anomalía intrínseca de la diástole, ya que son afectadas por alteraciones de la activación ventricular y la sístole; además pueden ser distorsionadas por el efecto de medicamentos sobre las presiones atrial izquierda y  aórtica.
Cronotropismo: incremento en la frecuencia cardiaca por estímulo simpático.
Falla cardiaca anterógrada: falla cardiaca asociada con bajo GC.
Falla cardiaca retrógrada: falla cardiaca asociada con aumento de la presión de llenado del VI y congestión venosa pulmonar y sistémica.
Choque cardiogénico: se caracteriza por disfunción miocárdica con volumen latido severamente disminuido, precarga usualmente elevada, poscarga alta. Clínicamente con alteración de la conciencia, taquicardia, taquipnea, importante dificultad respiratoria, estertores, pulso filiforme, presión del pulso estrecha, llenado capilar prolongado, piel fría, moteada grisácea o cianótica y oligoanuria.
Falla cardiaca asociada a GC elevado: varias condiciones patológicas causan aumento prolongado del GC entre ellas la anemia, el hipertiroidismo, el beriberi y las fístulas arteriovenosas. La característica común en todos estos casos es la reducción de la RVS periférica.