TRASTORNOS HEMORRÁGICOS EN PEDIATRÍA
 
Dermatologos en linea
Dermatologos online
dermatologia en linea
CONCEPTOS FISIOLOGICOS Y FISIOPATOLOGICOS La pared del corazón esta formada por epicardio (pericardio visceral), miocardio y endocardio. El miocardio tiene tejido conectivo en el que se insertan los haces musculares. Los miocitos tienen automaticidad (capacidad de descarga espontánea a una frecuencia fija, que es máxima en el nodo sinusal), excitabilidad (capacidad de respuesta al estímulo) y conductividad (propiedad de trasmitir el impulso de una célula a otra). En los ventrículos existen fibras musculares longitudinales y circunferenciales, la contracción de las primeras aproxima el orificio AV hacia el ápex. La contracción de las circunferenciales causa en el VI reducción de su circunferencia y tracción de la pared libre adyacente del VD y en este último su compresión (acercando la pared libre al tabique). El VD permite responder ante los esfuerzos con incrementos del gasto cardiaco sin elevar la presión venosa sistémica.  Gasto cardiaco (GC): es la cantidad de sangre que bombea el corazón hacia la aorta en cada minuto, llamado también volumen minuto cardiaco, es el producto del volumen latido y la frecuencia cardiaca. Se corresponde con el retorno venoso o cantidad de sangre que llega desde las venas al atrio derecho la cual debe ser movilizada nuevamente y se ajusta dinámicamente para cubrir las demandas tisulares de oxígeno generadas por el metabolismo. El volumen latido depende del acortamiento de las fibras del miocardio y del tamaño ventricular. A su vez el acortamiento de las fibras miocárdicas está determinado por la precarga, la poscarga y la contractilidad.
Índice cardiaco: es el resultado de dividir el GC en el área de superficie corporal, es usado para comparar personas con distinta corpulencia.
Distribución de oxígeno a los tejidos: es el producto del contenido arterial de oxígeno por el GC.
Precarga: es la tensión ejercida sobre la fibra miocárdica por el volumen ventricular izquierdo telediastólico, corresponde a la cantidad de estiramiento de la pared ventricular antes de iniciar la contracción. La presión atrial izquierda y venosa central no representan adecuadamente la precarga, prefiriéndose el volumen ventricular izquierdo telediastólico para tal fin. Esta influida por el retorno venoso, la contracción atrial, el estado de las válvulas AV y la función diastólica. A su vez el retorno venoso depende de la volemia y de la distribución de la sangre, esta última obedece al tono venoso, al bombeo venoso por los músculos esqueléticos, la posición corporal, y la presión intratorácica e intrapericárdica.
Mecanismo de Frank-Starling Straub-Wiggers: a mayor longitud inicial de las fibras, mayor es la cantidad de uniones de actina-miosina disponibles en el sarcómero durante la excitación del miocito, y por lo tanto hay mayor contracción. De esta manera, la longitud de las fibras cardiacas al ser alargada por un incremento en la precarga, acrecienta la fuerza de contracción de las fibras musculares para eyectar ese volumen; esto ocurre hasta una longitud óptima después de la cual disminuye el número de uniones a medida que es menor la superposición de los filamentos de actina y de miosina por el estiramiento excesivo.
Poscarga: es la tensión ejercida sobre la pared ventricular durante la contracción que se opone al acortamiento de las fibras miocárdicas y por ende a la eyección ventricular. Esta fuerza contra la cual tiene que bombear el ventrículo está determinada por la RVP o sistémica (RVS) periférica según el caso, alteraciones estructurales de las válvulas sigmoideas y arterias, la volemia y la viscosidad sanguínea. La resistencia vascular periférica es la oposición a la circulación a través del lecho vascular, se calcula usando la ley de Ohm como la diferencia o delta de presiones dividida en el flujo sanguíneo y depende fundamentalmente del diámetro de las arteriolas. Estas son responsables de más del 60% de la RVS gracias a su capacidad de constreñirse reduciendo su diámetro hasta 4 veces, y por la ley de Poiseuille, el flujo es directamente proporcional al radio del vaso a la cuarta potencia  (r4) implicando una disminución hasta de 256 veces en el flujo. La presión arterial es la fuerza ejercida por la sangre contra cualquier área de la pared vascular arterial y es el producto de la resistencia vascular por el GC, de tal forma que el volumen latido, la velocidad de eyección ventricular y la distensibilidad de la aorta (variación de volumen producido por un cambio de presión determinado, causado por la elasticidad aórtica intrínseca) determinan la velocidad de aumento de la presión en la aorta, la presión sistólica máxima y la presión diferencial.