abogado-en-internet-gratis

Tratamiento
Una vez que se realiza el diagnóstico, el bebé a menudo será llevado a la unidad de cuidados intensivos neonatales (UCIN). Se puede usar un medicamento llamado prostaglandina E1 para mantener el conducto arterial abierto, de modo que la sangre pueda fluir hacia los pulmones.

Esta condición siempre requiere cirugía. Si el corazón no puede bombear suficiente sangre a los pulmones y al resto del cuerpo, la primera cirugía casi siempre ocurre dentro de los primeros días de vida. En este procedimiento, se introduce una derivación o comunicación artificial para mantener el flujo de sangre a los pulmones. En algunos casos, esta primera cirugía no es necesaria.

Después de esto, el bebé se va a casa en la mayoría de los casos. El niño necesitará tomar uno o más medicamentos diariamente y se debe hacer un seguimiento cuidadoso por parte de un cardiólogo pediátrico. Este médico determinará cuándo debe realizarse la segunda etapa de la cirugía.

La segunda etapa de la cirugía se llama derivación de Glenn o procedimiento de Hemi-Fontan. Este procedimiento conecta la mitad de las venas que transportan sangre con un nivel deficiente de oxígeno desde la mitad superior del cuerpo directamente a la arteria pulmonar. La cirugía se realiza con mayor frecuencia cuando el niño tiene entre 4 y 6 meses de edad.

Durante la etapa I y II, el niño aún puede verse azul (cianótico).

La etapa III, el paso final, se llama procedimiento de Fontan. El resto de las venas que transportan sangre con un nivel deficiente de oxígeno del cuerpo, se conecta directamente a la arteria pulmonar que conduce a los pulmones. El ventrículo derecho ahora solo tiene que bombear al cuerpo, no a los pulmones. Esta cirugía generalmente se realiza cuando el niño tiene entre 18 meses y 3 años de edad. Después de este último paso, el bebé ya no se pondrá azul.
Expectativas (pronóstico)
En la mayoría de los casos, la cirugía mejorará la condición.

Posibles complicaciones
Las complicaciones pueden incluir:

Ritmos cardíacos rápidos e irregulares (arritmias)
Diarrea crónica (de una enfermedad llamada enteropatía que causa pérdida de proteínas)
Insuficiencia cardíaca
Líquido en el abdomen (ascitis) y en los pulmones (derrame pleural)
Obstrucción de comunicación artificial
Accidente cerebrovascular y otras complicaciones del sistema nervioso
La muerte súbita
Cuándo contactar a un profesional médico
Consulte con su médico de inmediato si su bebé tiene:

Nuevos cambios en los patrones de respiración
Problemas para comer
La piel que se vuelve azul
Prevención
No hay forma conocida de prevenir la atresia tricúspide.