INTOXICACIONES EN PEDIATRÍA

FACTORES DE RIESGO • Tendencia a curiosear y explorar su entorno. • Tocar, manipular objetos y llevárselos a la boca en su primera fase de desarrollo psicomotor. • Los niños suelen imitar a los adultos, cuando ellos consumen en su presencia medicamentos. • Conducta impulsiva a comérselo todo (PICA).  • Atracción por productos con olores, colores y sabores más apetecibles. • Costumbres de la familia y desconocimiento u omisión de las acciones para prevenir accidentes en el hogar. • Hacinamiento y analfabetismo. • Uso indiscriminado de plaguicidas en áreas rurales.
DIAGNÓSTICO El cuadro clínico orienta en muchos casos, especialmente, si las manifestaciones clínicas son de inició súbito o hay un deterioro clínico muy rápido e inexplicado en un niño previamente sano. Sin embargo, es frecuente que la intoxicación aguda o crónica suela ser un diagnóstico de exclusión. El laboratorio es una ayuda, la determinación precisa de los niveles séricos tóxicos son claves en algunas intoxicaciones (acetaminofén, aspirina, paraquat); pero, como principio médicoclínico ninguna prueba de laboratorio reemplaza a la Historia clínica detallada y la exploración clínica realizada por el médico. En toda intoxicación es importante establecer el tiempo transcurrido desde la exposición, teniendo en cuenta que por la vía oral un período de 15-30 minutos aproximadamente, es suficiente para la absorción de las diversas sustancias. De forma práctica se debe clasificar al paciente intoxicado agudamente con base en criterios clínico-epidemiológicos de la siguiente manera: – Leve: Dosis bajas del tóxico, consulta médica rápidamente, con signos clínicos leves. Se indica realizar medidas de descontaminación y dejar en observación por 12 horas. – Moderado: Dosis menor que la letal, consulta médica tardía, con signos y síntomas clínicos de intensidad moderada. Se indica hospitalizar y requieren manejo especializado. – Severo: Dosis elevadas, consultan con complicaciones médicas severas (Coma, convulsiones, acidosis metabólica y arritmias cardiacas). Se indica manejo intrahospitalario muy especializado y en la Unidad de Cuidados Intensivos Pediátricos (UCIP). Para intentar facilitar el diagnóstico y manejo inicial del Paciente agudamente intoxicado, en Medicina de Urgencias y Toxicología clínica se han descrito los siguientes síndromes toxicológicos en relación con el posible agente tóxico causal:
SÍNDROME NEUROLÓGICO: Se caracteriza por estados de confusión, cuadros de agitación paradójica y progresión a la somnolencia, letargia, hasta alcanzar el coma. En la población  preescolar los cambios en el sensorio y en el tono motor son típicamente acelerados. Los lactantes mayores son más propensos a estados de confusión rápidamente.
Clasificación de los neurotóxicos según evolución de los síntomas: – INSIDIOSOS: Metales pesados (plomo, mercurio), acetaminofén, paraquat y benzocaína. – ABRUPTOS: Barbitúricos, opiáceos, lidocaína, antidepresivos tricíclicos, teofilina y fenotiazina. – ALTERNANTES: (excitación-depresión): Imidazoles, clonidina, carbamazepina, fenilciclidina. El síndrome neurológico incluye como complicaciones: El coma, el delirio, la agitación psicomotora y las convulsiones. –Coma: Se debe considerar que un niño en coma súbito ha ingerido una sustancia tóxica hasta que no se demuestre lo contrario. Se debe realizar el diagnóstico diferencial con los siguientes cuadro clínicos: El traumatismo craneano, los accidentes cerebros vasculares, el coma metabólico, la asfixia global o las meningitis y el cáncer cerebral. El coma tóxico está asociado a la ingesta de alguno de los siguientes agentes: 1. Opiáceos: Coma, miosis, depresión respiratoria y/o signos de venopunción. 2. Barbitúricos: Coma, hipotermia, hipotensión, hiporreflexia, miosis (< 2mm), sin respuesta a la maniobra de los ojos de muñeca ni a los estímulos dolorosos. 3. Antidepresivos tricíclicos: Coma, síndrome anticolinérgico y arritmias cardiacas (Complejo QRS prolongado en el electrocardiograma). 4. Escopolamina: Coma, midriasis, taquicardia, ruidos intestinales reducidos, globo vesical y amnesia. 5. Otros: Benzodiazepinas, otros hipnóticos-sedantes, alcoholes, metales pesados, monóxido de carbono, gama-hidroxibutirato y el plaguicida Amitraz. Algunas sustancias (fenciclidina, carbamazepina) hacen una variante de coma llamada coma vigil o alternante.
Delirio: Se relaciona con derivados de atropina, cocaína, plomo, alcohol, thinner, LDS, marihuana, hongos. –Convulsiones: Atropina, órgano-fosforados, anfetaminas, salicilatos, el plomo, la cocaína.